Logo de DModaModaBellezaLifestyle
Newsletter
Logo de DModa

Los bolsos tendencia en primavera-verano 2023 no son lo que esperas (o sí)

Por María José Pérez - 26 de marzo de 2023 - moda

Hay tantas, tantas contradicciones entre los bolsos de la temporada que algunos habrán entrado en tus apuestas y otros no. Apunta y guarda en favoritos.

La historia de los bolsos tendencia en primavera-verano 2023 es una historia de contradicción. Bueno, al menos en cierto modo. Lo es porque, por un lado, tenemos formas gigantescas y líneas blandas, bolsos donde todo tiene cabida y que sirven (casi) 24/7. Y muchos de ellos pueden acogerse sin ningún problema a la omnipresente tendencia del lujo silencioso. Sin embargo, por otro lado, tenemos bolsos mucho más pequeños, los bucket, que a veces pueden desdoblarse para dar lugar a otra de esas corrientes estéticas que resultan tan inútiles como magnéticas. Hasta que le das utilidad llevando cosas distintas en cada uno de esos bolsos, claro. Pero contar esa historia ya es cosa tuya: la que tienes aquí es la que vas a guardar en favoritos toda la temporada.

Los bolsos XL

Son grandes, monumentales, fantásticos; herederos de esos que, tras la pandemia, invitaban a llevar la casa a cuestas, porque no se sabía cuánto tiempo podías estar fuera. Ahora, sencillamente, sirven para albergar desde el ordenador hasta una toalla o unas sandalias de recambio; para todo lo que se te ocurra. Los has visto más clásicos en Max Mara y Alaïa y de malla en Emilia Wicsktead, pero puedes rastrear otros acabados en Loewe, Prada o Burberry.

Los bolsos 'slouchy'

¿Recuerdas el bolso banana y el bolso hobo? Pues aquí viene una especie de mezcla que aunque prefiera los tamaños generosos, no depende de las medidas XL. Sin embargo, son mayoría, aunque solo sea porque el Paseo de Loewe y los bolsos vistos en Bottega Veneta son dos ejemplos lo bastante potentes como para eclipsar al resto. Recuerda: aunque hay estructura, las líneas son blandas, mantequilla derritiéndose. La dosis de comodidad y efecto desenfadado que el look necesita aquí y ahora. 

Los bolsos dobles

Esta tendencia tiene una doble interpretación que no debes pasar por alto. La primera es la más literal, la que puede verse en los bolsos Triangle de Prada o en algunos modelos de Bottega Veneta: bolsos que están divididos en dos partes separadas y gemelas. Sin embargo, hay otra versión que no tiene tanto que ver con un único bolso, sino con dos. Lo hemos visto en Bottega Veneta, en Ulla Johson (aunque ahí hay un hilo que los une), en Fendi, Balmain o Peter Do: se trata de llevar dos bolsos al mismo tiempo. Lo más visto en las pasarelas pasa por diferentes tamaños, como si el más grande lo hubieses cogido para llevar todo durante el día y luego dejarlo en la oficina para salir solo con el pequeño, pero lo cierto es que en este layering de bolsos, parece valer todo.

Los bolsos 'bucket'

Te sonarán, porque no es la primera primavera-verano que se cuelan en el podio de los bolsos tendencia. La máxima sigue siendo la misma: una estructura redondeada que recuerda a un cubo hiperestilizado que se adorna de mil y una formas, desde la más mínima y sencilla hasta la más historiada y artesanal. Los de Bottega Veneta son un buen ejemplo de cómo el acabado manufacturado puede ser el más lujoso del mundo,  los de Ulla Johnson cómo las formas se pueden modificar ligeramente para acercarse a la bombonera.

Los bolsos de inspiración 2000

Qué amplio y nostálgico es este campo. Podríamos empezar con el tipo bowling de Prada para luego pasar a los multibolsillos de Altuzarra y Miu Miu, sin olvidar, por supuesto, las versiones metalizadas que asoman por ahí. Habría que seguir, cómo no, con el Baguette de Fendi en todos los acabados que te imagines y, por supuesto, a los bolsos denim de Blumarine. Revival servido.

Los bolsos del lujo silencioso

Teniendo en cuenta hacia dónde va el lujo en 2023, no es extraño que esa tendencia del lujo silencioso también se haga fuerte en los bolsos. Ya sabes: prohibidos los logos (lo máximo que se permite es el nombre de la firma en letras pequeñas y discretas), líneas atemporales y colores neutros que sobrevivan bien al paso del tiempo.