Logo de DModaModaBellezaLifestyle
Newsletter
Logo de DModa

Karl Lagerfeld: el protagonista de la Met Gala 2023 en 10 datos que tienes que manejar

Por María José Pérez - 30 de abril de 2023 - moda

La figura del siempre polémico creador ha sido escogida para el tema de la Met Gala 2023. Pero antes de sumergirte en Karl Lagerfeld: A Line of Beauty, aquí van algunos apuntes importantes sobre el káiser de la moda.

Cada vez que Karl Lagerfeld hablaba, subía el pan. Ahí reside parte de la fascinación que se ha creado en torno a su figura y que lleva años y años cocinándose: la trayectoria del llamado káiser de la moda ha sido una de las más largas en la historia de esta industria, ya que permaneció activo tanto en Chanel como en Fendi y en su propia marca homónima hasta el momento de su fallecimiento, en febrero de 2019. Así que no es extraño que el tema de la Met Gala 2023 sea el de Karl Lagerfeld: A Line of Beauty

Tal y como cuentan en el propio Museo Metropolitano, se hará un recorrido por el trabajo de Lagerfeld "desde la década de 1950 hasta su colección final en 2019". "La mayoría e las aproximadamente 150 piezas expuestas estarán acompañadas de los bocetos de Lagerfeld, que subrayan su complejo proceso creativo y las relaciones de colaboración con sus costureras". 

Su cabeza y sus manos, casi siempre con mitones o sortijas, han sido de las más prolíficas en la historia de la moda; su boca, una de las más controvertidas, a pesar de que no se prodigaba demasiado a la hora de hablar sobre su vida privada. De hecho, no le gustaban las biografías porque siempre prefería mirar al futuro… Y a la belleza de su alrededor. Stefano Tonchi, amigo del diseñador, afirmó que “Karl es recordado por algo más que su ropa: es su capacidad para entender la comunicación y usar esa comunicación para contar su historia”.

Por eso, y porque nunca es tarde para observar a una figura como esta desde otros ángulos, aquí van 10 datos que tienes que manejar sobre Karl Lagerfeld.

  • Karl Lagerfeld nació en 1933 en Hamburgo, a pesar de que, dicen, durante años, afirmó ser más joven. Y lo hizo en el seno de una familia bien acomodada: su padre, Otto Lagerfeld, era un gran empresario dedicado (entre otras actividades) a importar leche condensada y evaporada; su madre, Elisabeth Bahlman, era hija de un político local. 
  • Aunque a él le hubiese gustado ser ilustrador, su primer gran trabajo en moda fue junto a Pierre Balmain. Lo consiguió dos años después de trasladarse a París (a pesar de las reticencias de su familia) y tras ganar un concurso de diseño de abrigos, donde también coincidió con Yves Saint Laurent.
  • Tres años después, en 1958, dio el salto a Patou, donde poco a poco fue ganando notoriedad gracias a su creatividad y su manera incansable de trabajar.
  • A principios de los 60, empieza a trabajar con Chloé, firma de la que fue director creativo en dos ocasiones: la primera, hasta 1983, cuando asumió la dirección creativa de Chanel; la segunda, entre 1992 y 1997, un período en el que volvió a demostrar que podía compatibilizar diferentes trabajos en casas dispares sin que por ello las colecciones se resintiesen.
  • Tanto solapaba sus trabajos, que en 1965, casi al mismo tiempo que asume la dirección creativa de Chloé, empieza a colaborar con Fendi, marca de la que terminaría al frente hasta el día de su fallecimiento.
  • En 1983, consigue su trabajo más famoso, Chanel. Después de que la diseñadora hubiese fallecido en los 70, la maison estaba en crisis, y parece que el káiser se tomó este puesto como una especie de reto indisoluble de su particular carácter: “Cuando entré en la maison, nadie quería ponerse su ropa ni llevar sus accesorios; nadie vestía de Chanel, así que me lo tomé como un reto”, explicó. “Los dueños me dieron carta blanca para crear, para hacer algo que funcionara, pero sin presión. Si no lo conseguía, venderían la marca. A mí me atrajo la idea de resucitar algo que estaba muerto”. 
  • Karl hizo su primera campaña fotográfica en 1987, otra de sus grandes pasiones. No hubo formato que se le escapase: serigrafías, Polaroids, resinotipos, daguerrotipos, impresiones digitales, platinotipos… Un lenguaje técnico que le entusiasmó hasta tal punto que en 1999, abrió su propio estudio fotográfico en París
  • Karl Lagerfeld tenía una biblioteca privada con más de 300.000 libros. Según ha podido saberse a lo largo de los años, cada espacio que ocupaba o habitaba, tenía pilas y pilas de libros de temas que iban desde la historia hasta música, geografía o arquitectura. 
  • El diseñador era un artista multidisciplinar al que, además, le encantaba colaborar en diferentes proyectos, que podían incluir tanto diseño de interiores como la realización de colecciones con otras casas de moda. ¿Una muy destacada? La de 2004 con H&M. 
  • Karl Lagerfeld fue polémico. Mucho. Y más allá de sus célebres citas sobre moda y estilo, han sido las relacionadas con el físico y el peso las que más problemas le causaron a lo largo de su vida. Y ojo, porque incluso llegó a editarse un libro titulado The Karl Lagerfeld Diet que recoge el proceso por el cual el diseñador perdió 36 kilos en 13 meses. “Una buena mañana me desperté y decidí que ya no estaba feliz con mi físico”, contó el alemán. “Aunque tenía sobrepeso, no tenía problemas de salud, pero de repente quise vestirme diferente, usar ropa diseñada por Hedi Slimane… Pero esa ropa, hechas para chicos muy, muy delgados y no para hombres de mi edad, requerían que perdiera al menos 36 kilos… Lo hice”.