Logo de DModaModaBellezaLifestyle
Newsletter
Logo de DModa

Met Gala: la historia de la noche de la moda (para que no te pierdas nada)

Por María José Pérez - 25 de abril de 2023 - moda

El primer lunes de mayo está a la vuelta de la esquina y antes de que vuelvas a perderte en vestidos espectaculares, merece la pena saber por qué sucede este despliegue.

Si tienes ganas de que llegue el primer lunes de mayo, te entendemos: la Met Gala 2023 parece acumular incluso más expectativas que la de los años anteriores debido a su temática. Porque sí, Karl Lagerfeld es una de esas figuras incapaces de dejar indiferentes a nadie y que, imposible de obviar, ha sido uno de los diseñadores más destacados y mediáticos de la historia de la moda. Y ojo, no solo por su trabajo en Chanel: las contribuciones que hizo en Fendi y en su propia firma son igualmente reseñables, sobre todo en la casa italiana. Pero claro: lo mismo junto a las ganas de ver los posibles looks de la Met Gala de este año, sientes algo de curiosidad por saber de dónde viene este fenómeno. O quizás, qué demonios lleva a modelos, actrices, diseñadores y demás personalidades vinculadas a esta industria a reunirse y vestirse según un (no tan estricto) dress code año tras año al arrancar mayo. Así que, apunta.

¿Qué es exactamente la Met Gala?

Una cena de gala con una larga alfombra roja previa, que se celebra para publicitar la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, llamado desde 2014 Anna Wintour Costume Center. También es el modo de recaudar fondos, ya que la las donaciones de esta gala benéfica van directamente al presupuesto anual del Instituto del Vestido. 

¿Cuándo se celebró la primera Met Gala?

Quizás antes de lo que te imaginas (o no): 1948. Fue la publicista de moda Elenaor Lambert la que organizó una cena a medianoche denominada Costume Institute Benefit que tenía como objetivo promover y recaudar dinero para el Instituto del Vestido. El resultado, como no podía ser otro, fue espectacular: todo el mundo quería estar en esa cena, place to be del universo de la moda. 

La llamada Fiesta del Año se celebraba fuera del Museo hasta 1960, cuando la gala se trasladó al interior del Metropolitano, que ha visto cómo diferentes partes de sus superficies se llenan una vez al año de personas cuyos vestidos encarnan la fantasía. 

¿Qué tiene que ver Vogue con la Met Gala?

También es algo histórico. Como la fiesta que promovió en su momento Lambert fue ganando notoriedad, una de las revistas más emblemáticas del momento no podía permanecer al margen. Sus editoras y directoras, tampoco. Y es cierto que Diana Vreeland, que había pasado por Vogue y Harper’s Bazaar, se unió al Instituto del Traje como consultora y empezó a darle forma al evento tal y como lo conocemos hoy en día allá por los 70, pero el nombre que lo transformó todo fue el de (cómo no) Anna Wintour.

Desde 1995, Wintour se convirtió en copresidenta (hay excepciones en 1996 y 1998) y la fama de la gala no ha hecho más que crecer, también amparada por la cobertura de los medios de comunicación y, en los últimos años, de las redes sociales. 

A ella se le debe la fecha que incluso ha dado lugar al título de un documental, y también una lista de invitados nutrida y mediática que consigue que, durante unos días, todo el mundo recuerde que la moda también tiene espacio en los museos. Y tan agradecido le está este a Wintour, que incluso le puso su nombre al Instituto del Vestido a partir del año 2014. 

¿Cómo se elige el tema de la Met Gala cada año?

Según el tema de la exposición, claro: no olvidemos que van de la mano. Una vez que el museo decide cuál va a ser la temática de la exposición, se termina de perfilar el dress code de la gala, para que cada invitado (sobre todo, los que van a pasar por la alfombra roja) pueda pasarlo por sus propios filtros. Y aquí es donde siempre entra la polémica, porque moverse entre las interpretaciones y la literalidad, es de todo menos sencillo. 

¿Cuáles han sido los temas de la Met Gala más importantes?

Hay muchos, muchísimos, porque podemos remontarnos hasta el 48 del siglo pasado. Pero sí te interesa saber que se han celebrado a grandes nombres como Balenciaga (en los 70), Yves Saint Laurent (en los 80) y a Dior y Versace (en los 90). Otros diseñadores destacados en las temáticas han sido Alexander McQueen (2011), Schiaparelli y Prada (en esas Conversaciones Imposibles de 2012) o Charles James, en 2014. 

Aunque recurrir a esos nombres propios suele garantizar exposiciones y galas efectistas, las que tienen una temática un poco más general no se quedan atrás. Orientalismo, cubismo y moda, anglomanía, punk (2013) o la relación entre moda y tecnología (2016) han sido tan comentadas como Cuerpos celestiales , por supuesto, la ya icónica gala dedicada al Camp, en 2019.