Logo de DModaModaBellezaLifestyle
Newsletter
Logo de DModa

4 tendencias de los años 80 para este otoño-invierno 2023/2024

Por María José Pérez - 25 de agosto de 2023 - moda

Con permiso de los 90, es una de las décadas que más veces han revisitado las grandes firmas en los últimos años, y aunque los 2000 han ganado mucho terreno, esta próxima temporada continuará presente en muchos, muchísimos estilismos

Revisar décadas pasadas para estilizarlas, actualizarlas y hacer una nueva lectura de ellas parece una de las actividades favoritas de los directores creativos en los últimos años, incluso de los que le tienen un poco de manía a eso de la nostalgia. Pero ya sabes: ante tiempos inciertos, vuelta a lo que conocemos, por eso de que aporta seguridad. Por eso no es extraño (además de por una mera cuestión temporal) que nos hayamos visto arrasadas por la ola de las tendencias dosmileras (las siglas Y2K las has visto por todas partes en artículos y redes sociales), que sigamos buceando en los 90 y que recurramos a los 80 para cierta dosis de diversión. Y cierta sofisticación también: el paso de los años ha permitido eliminar algunos de los excesos más casual para centrarnos en la parte considerada más elegante de la época, es decir, la de las blazers gigantescas, las faldas lápiz, los colores vibrantes y un toque de brillo hecho para los animales nocturnos. 

Precisamente esas cuatro coordenadas son las que vamos a poder encontrar repartidas entre las tendencias de otoño-invierno 2023/2024. Porque aunque la inspiración en los años 80 sea más una microtendencia que una grandísima tendencia vista en las pasarelas, lo cierto es que los looks que recuerdan a esa década han aumentado su presencia en un 20% con respecto a los desfiles de primavera-verano, tal y como señala la plataforma Tag-Walk en su informe de tendencias. Es importante el matiz que señalan: "Se han revisitado siluetas que constituyen su esencia". Revisitar, que no ser absolutamente fieles a la realidad. Y de ahí que veamos cosas como las que tienes a continuación.

Las hombreras XL

Vamos a empezar por lo evidente, porque si hay algo que tenemos asociado a la década de los 80, son los hombros pronunciados y hasta exagerados, como los que presentó Anthony Vaccarello en su muy aplaudida colección para Saint Laurent. Con esas chaquetas, no hay duda de cómo puede ser una aproximación canónica a la tendencia ochentera, pero no es la única opción que tienes en tu haber: esas hombreras también las puedes aplicar a camisas satinadas o incluso a jerséis de punto para los estilismos más relajados, como el de la maison de cuello alto recubierto con una bufanda igualmente monumental. ¿Lo importante? Que dentro de lo posible, contrasten con una parte inferior más ajustada para potenciar la (codificada como poderosa) silueta de triángulo invertido.

Los colores brillantes

Es otra de esas asociaciones casi automática cuando se piensa en lo que se llevaba en aquella época; un cierto exceso visual que, a pesar de convivir con los tonos neutros del uniforme yuppie, consiguió prevalecer. Algo parecido va a suceder esta temporada, ya que aunque los colores neutros ganan la partida, los pocos colores vibrantes que aparecen pueden asociarse a los 80 si aparecen en las líneas y siluetas adecuadas. ¿Un look con el que quedarte? Con este rojo y rosa de Balmain

Los tejidos satinados

Las noches de los 80 eran para el brillo, el lamé y los satinados. Las de 2023 y 2024, también lo serán, aunque aquí lo fulgurante pueda interpretarse de maneras más suaves y actualizadas, tal y como ha hecho Julien Dossena en Rabanne. Aunque las telas sean llamativas, no dudes en añadir joyas que las acompañen, ya sea en formato pendiente, ya sea en formato botón o broche.

El 'workwear'

El último elefante rosa en la habitación, ya que aunque los años 90 también tengan una gran influencia aquí, las blazers de hombreras grandilocuentes de finales de los 80 tienen un gran peso en el imaginario colectivo. De nuevo, la combinación Vaccarello-Saint Laurent es una de las responsables de que recuperemos la tendencia, pero más allá de las chaquetas, no desdeñes las tradicionales faldas lápiz, porque apunta a regreso por todo lo alto.